http://teknokultura.rrp.upr.edu

“Historio-dilema del idioma cahnapiano ante el horror a la inventiva de Sassimir el sí-inventado”

Por Daniel Márquez Rivera

Decidió aplicar los terrenos abismales del sonido a las curvas del otro. Muchos decían que el compendio lírico de Sassimir era de por sí un artificio delicado y de poca revelación. No así lo era la vida de su creador. El viernes último que se pudo contar antes del cambio, Sassimir se encontraba en la universidad de Talameya- lo recuerdo como ahora-, para tratar de detener (hasta nuevo aviso aseguró él), mediante una videoconferencia, la problemática del estancamiento intelectual por el cual se encontraba la ciudad de Cahnaps. No pasaron más de doce minutos de haber comenzado a dirigirse al público que se había conglomerado en los previos universitarios, cuando ya se había armado una conspiración para lincharlo, en ese instante se escuchó por primera vez uno de los ruidos más extraños y más bien calculados de su novedosa invención. Basta por decir que todos los presentes quedaron clavados entre la marea y los peces que rodeaban las facilidades. La población entera de Cahnaps quedó sorda del lado izquierdo, seguido a este suceso se pasó entonces a vivir una media delicia entre gritos y orejazos, buscando la manera de invertir la media sordera que Sassimir provocó en nosotros.

Nadie tuvo la paciencia de escuchar mis [sus] palabras que no tenían otra misión que la de ser instrumento para tratar de lidiar con tan quebrantados tiempos. Si su hoy [el nuestro, el de usted, el mío, el de eso, el de aquella cosa/esta cosa, ese/este/aquel aparatito (esa droga de todos), la miti-orejita del/este vaginal] es terrible, más que merecidas son las consecuencias.


< 1 2 3 4 > Next