Vol.3  :: agosto :: 2003-04

  articulosarte electrónicocápsulas informativasreseñas de portales, libros y revistasforo electrónicotabla de contenidosuscripción

 

 
 Suscríbete  
     
     
 Regresar  


Lo político
en Interactiva '03

 

Heidi J. Figueroa Sarriera, Ph.D.
E-ditora de TeknoKultura

Oportunidades de exposición del arte digital latino a nivel internacional

La convocatoria de la Bienal de Arte Digital Interactiva ´03 se destaca por una profunda preocupación por la dimensión política en la creación artística.  Raúl Ferrera Balanquet- artista y curador ejecutivo de la exhibición-expresa  el deseo de dar a conocer las obras de arte mediática del Tercer Mundo. Intenta dar cabida a un conjunto hete-rogéneo de piezas cuyos autores  han  reconocido el po-tencial problema-tizador  de sus creaciones. Estas creaciones y sus autores aunque encarnan de muchas formas la experiencia de la  exclusión de los espacios cuyo canon queda establecido por la lógica de la industria tecnológica, la ingeniería sociocultural de las empresas publicitarias y las leyes del mercado, al mismo tiempo, constituyen un extendido relato sobre la inclusión tensa, pero perseverante en estos mismos espacios. La convocatoria apela a la dimensión intrínsecamente política del ejercicio artístico. La respuesta a este llamado es por necesidad una de naturaleza heterogénea y polisémica. ¿Cómo interpretar el quehacer político cuando el desarrollo actual del capital en la intersección global/local genera una plétora de posibilidades en muchos casos en contradicción unas con otras? El propósito de este ensayo es abordar algunas de las aristas quedan desplegadas en el horizonte de estas posibilidades.  

Cuando llegamos en horas de la mañana a la Galería Expoforo del Museo de Arte Contemporáneo, Ateneo de Yucatán (MACAY) nos encontramos una enorme sala vacía, con paredes altas que terminan en un espacio abierto unido al techo por algunos puntos, paredes que se interrumpen con marcos arqueados característicos de la época colonial. Las altas paredes si bien nos recuerdan nuestros propios límites, en sus  interrupciones encontramos las fracturas de estos límites.  La mirada hacia arriba nos guía al espacio abierto donde  quedamos seducidos por la incertidumbre de lo que no está pero que sin embargo, podría ser; es decir, emerger en el límite mismo de un aparente imposible ser/estar. Este espacio se imponía como la metáfora perfecta de Interactiva ‘03. Poco a poco, con la paciencia y la perseverancia que caracterizan los grandes esfuerzos, aquella sala fue poblada de diversos artefactos y redes humano-máquina para posibilitar la tan esperada apertura en horas de la noche. Instalaciones, performances,  sonido, imagen y video digital, arte en web y charlas crearon un escenario alterno donde la dimensión política quedaba plasmada en toda su complejidad. Es una desventaja no poder  atender todos los pliegues de este fenómeno, pero nos proponemos discutir  la dimensión política de algunas de las obras que fueron expuestas y  comentadas por sus autores durante la primera semana de esta exposición con la expectativa de que el lector o lectura encuentre igualmente otras posibilidades.

El problema del acceso y el  fetichismo tecnológico

¿Cómo transformar la desventaja en posibilidad? ¿Acaso no es ese el arte de la sobrevivencia? El tema de las asimetrías en cuanto al acceso tecnológico de los pueblos del Tercer Mundo, y aún de las minorías étnicas en los países del Primer Mundo es un tema obligado tanto en los discursos comprometidos con el desarrollo postindustrial, como en aquellos que cuestionan este desarrollo.  El artista Arcángel Constantini nos presenta su proyecto, Atari Noise, donde precisamente se aborda este tema de forma muy creativa. 

Atari Noise es un abordaje a la tecnología vieja, una reapropiación de antiguos artefactos tecnológicos para retar la lógica del exceso como se da en EU y Europa; al respecto nos dice este artista:

Tengo 20 consolas que cuestan diez pesos cada una $1.00 porque aquí en México la gente no le genera un culto a las cosas tanto como en otros países donde en otros países que hay un fetichismo tecnológico, si sirve bien, no sirve… a la basura o ya no le encuentro un uso adecuado para él, me deshago de él. En México no existe ese fetichismo como en EU o Europa donde se genera culto a los objetos, les crean auras.
 

Mientras en los países desarrollados los usuarios que participan de cierto nivel económico y social se relacionan con las máquinas tratando de seguir el compás del ritmo pautado por los desarrolladores y los grandes intereses de las compañías productoras de softwares y hardwares, en América Latina los usuarios se relacionan con la tecnología por la necesidad de inclusión aunque ésta sea de naturaleza precaria. El proyecto de Arcángel plantea, según nos dice, “una recontextualización de un sistema con el cual hemos sido bombardeados y globalizados, es reintegrarlo a un proceso de la existencia…” Pero no solo se trata de una reapropiación, también es un intento de verterse  hacia el proceso de la máquina  como un ser con el cual se puede interactuar y que reacciona más allá del principio utilitarista de la racionalidad instrumental. Para Arcángel éste es un proyecto en continuo desarrollo donde intenta generar nuevos contextos para la existencia de cierto tipo de objetos, y de paso resaltar el cuestionamiento al utilitarismo como modo de vida. 

Transmutación mediática: la red como agente  

En gran medida los performances de artistas como Arcángel Constantini (Un Nuevo Kultivo/Bakteria.org), VJ Enrique Rejón (Momentos), Antonio Domínguez (Nuzita.org) y muchos otros, generan en sus creaciones  redes inesperadas de humanos y máquinas. Emergen sistemas complejos   redes donde se combinan tensiones musculares, fluidos, máquina y energía en sustratos orgánicos e inorgánicos.  

Ricardo Heredia, VJ MUD comenta sobre su performance Picture Track: 

En mi proyecto lo que hago es resamplear imágenes en una computadora  utilizando un programa llamado Final Cut, las paso a otros medios de video análogo a video digital, de video digital a video digital ya resampleando ciertas cosas, ciertas texturas, cierto momento en video. Y obviamente  crea un patrón, una cadencia y un movimiento diferente a lo que generalmente nosotros percibimos en un video estático de una sola persona pasando por la calle. Simplemente lo que hago es reemplear todo eso para ver un patrón y ya después voy asignando un valor en una computadora que genera diferentes ritmos y cadencias. Puedo apretar un solo botón y se van formando cadencias. Luego meto toda esa información a una videomixer y es cuando se hace la fabulosa técnica del videojockeying. Se trata de mezclar todo lo que es tu trabajo resampleado y expresado un big screen o en varias pantallas. En el performance  Picture Track,  es un reensamble de video jockey con disk jockey, entonces se hace el media jockey que es la combinación de audio, un DJ en vivo sampleando su música, tocando la música con vinilo o con discos de vinil, y obviamente también usando una computadora y mis medios análogos y digitales para sacar una textura en video. Todo eso en conjunto se hace una multimedia sonora en la cual la gente puede sentarse a disfrutar y crear atmósferas visuales. 

Estos performances que se convierten en agentes con características emergentes propias como las redes de las que nos habla la Teoría del Actor Red de Bruno Latour y otros. Esto nos lleva a nuestro próximo tema,  que también representa una multiplicidad de abordajes: la política en y de la relación humano-máquina.

 2 >>

Volver arriba

 


Arcángel Constantini
 Un Nuevo
Kultivo
Bakteria.org







Antonio Domínguez/ Nuzita.org




W4R> WARTIME PROJECT
A piece on War:
Random track
Antonio Domínguez + OGO+Daniel Lara + Cornucopia



VJ MUD
Ricardo Heredia
 (Global Collage)

 

 
  Agosto 2002
E-moción
G.U.N.
WEB AS CANVAS
  Agosto 2001
Amores online
Bioevents
E-r-g-o-t-i-c-k-s

 

 

 

 


QUIENES SOMOS E-MAIL Editora | SUBSCRIBIRSE | INTERCAMBIO BANNERS
 Universidad de Puerto Rico | CMCEP
ISSN 1549-2230
  Copyright © 2004 Teknokultura, UPR
  Política de Privacidad | Términos de Uso