Vol.3  :: agosto :: 2003-04

  articulosarte electrónicocápsulas informativasreseñas de portales, libros y revistasforo electrónicotabla de contenidosuscripción

 

 Suscríbete  
     
 Regresar  
     

 

Heidi J.Figueroa Sarriera
Editora

Al compartir con colegas y amig@s interesad@s en lo temas asociados al desarrollo de la Internet,  resulta evidente  que lo que ha sido llamado  ciberespacio es algo cada vez más distante de la “alucinación consensual” de la que hablaba William Gibson en la novela de ciencia ficción Neuromancer. Los análisis de tecno y cibercultura  se alejan cada vez más de las utopías de los primeros escritos y de las propuestas del estilo de Cyberspace: First Steps, editado por Michael Benedikt a principios de los ’90 en el siglo pasado; donde se exaltaba el potencial liberador del ciberespacio y sus ambientes virtuales. El desarrollo de la WWW ha traído consigo mayor capacidad de manejo de información y posibilidad de formatos de presentación. Pero también ha implicado mayor proliferación  de intereses comerciales que acaparan gran cantidad del ancho de banda disponible, y afectan de formas posiblemente irreversibles la arquitectura de la Red. Las formas de reglamentación de la Red y la sofisticación de las formas de vigilancia de sus tránsitos y contenidos han ido en aumento. 

En aquel entonces, la frontera electrónica era un oximoron que cuestionaba las políticas de los límites territoriales y reclamaba la ingobernabilidad de sus redes. ¿Es válido insistir en  la posibilidad de rutas alternativas ante las prácticas de dominación y control social? Pensamos que aún hay que explorar la posibilidad de prácticas electrónicas alternas, y de sus  diversas utopías. ¿Tendrá hoy más vigencia que nunca la propuesta de Hakim Bey en T.A.Z., la coexistencia de tendencias a desarrollarse estructuras jerárquicas  junto a estructuras no jerárquicas de intercambio de información y formas de comunicación? La relevancia de esta propuesta podría ponderarse, especialmente si tomamos en consideración que el ciberespacio no puede ser concebido en singular, como tampoco puede ser vivido como un sistema cerrado. Las conexiones entre el ciberespacio y la llamada vida offline se tornan cada vez más íntimas y complejas. TeknoKultura participa de la complejidad de la Red, y abre sus páginas electrónicas a un tercer volumen especialmente interesada en explorar y debatir estas fascinantes, y al mismo tiempo angustiantes, conexiones.

 

 

Volver arriba

 
 
  Agosto 2002
E-moción
G.U.N.
WEB AS CANVAS
  Agosto 2001
Amores online
Bioevents
E-r-g-o-t-i-c-k-s

 

 

 

 


QUIENES SOMOS E-MAIL Editora | SUBSCRIBIRSE | INTERCAMBIO BANNERS
 Universidad de Puerto Rico | CMCEP
ISSN 1549-2230
  Copyright © 2004 Teknokultura, UPR
  Política de Privacidad | Términos de Uso