y Trinity. En ella el cuerpo se presenta repetidamente como el medio a través del cual es posible reconocer las emociones y pensamientos del otro. Como sugieren las palabras de Trinity camino a la conclusión en Revolutions: “[You’re afraid]…I knew it when I looked at you, just like you knew when you looked at me that I would be coming with you”, el cuerpo no es relevante sino como vehículo de una virtualidad, de algo que, expresado en el cuerpo, no radical en él. Los cuerpos de los rebeldes, por otra parte, sólo vienen a convertirse en objetos de referencia y presencia ‘material’, curiosamente, en los momentos en que aparecen representados en las pantallas que monitorean sus signos vitales y actividad neuronal en las sesiones de intervención en la Matriz. Sólo en estos contextos –por virtud de la intervención de la tecnología y el lenguaje técnico- el cuerpo adquiere consistencia física como objeto material de referencia. El cuerpo físico en el Mundo Real no existe sin la mediación de un espacio al margen de la materia.

Por otra parte, las referencias a los cuerpos informáticos de la Matriz carecen de significado sino es como índice de una opacidad material que espesa su liviandad virtual. Las emociones que embargan a Neo en el momento en que el Arquitecto le informa de las dos opciones que tiene para seleccionar el final de la guerra, son descritas (y “vistas”) por el Arquitecto como “the chain reaction that signals the chemical precourses designed specifically to overthrow logic and reason...”; las señales informáticas que envía el ‘yo’ virtual de Neo son las ondulaciones virtuales de los procesos químicos y hormonales que provocarán la acción en contra de la ‘lógica’ y la ‘razón’. De manera similar, tras la obsesión de Mouse con el sabor del “Cream of Wheat” que come en el Mundo Real, así como tras el profundo disgusto de Cypher con el pedazo de carne que se come mientras negocia con Agent Smith en la Matriz, se encuentra la presencia – aún más patente cuanto es presencia en su ausencia – de un cuerpo de consistencia material que se conoce y se anticipa. Detrás del deseo tan violento de Cypher de regresar a la Matriz, se encuentra, paradójicamente, el anhelo de un disfrute total de las materialidades sensuales del cuerpo, disfrute tanto más completo cuanto que ignoraría por totalmente su naturaleza ‘virtual’ (pues sería en el caso de regresar a habitar únicamente en la Matriz): “I’ll go back to sleep and when I wake up, I’ll be fat and rich and I won’t remember a goddamned thing. It’s the American dream.”