Claridad de objetivos quiere decir que el profesional debe ser consciente de la meta que persigue con el análisis de los sitios web. Aunque parezca algo obvio, es muy necesario llevar a cabo una reflexión previa antes de comenzar a realizar los análisis. En la medida en que seamos conscientes de qué queremos exactamente, estaremos en disposición de llevar a cabo nuestro trabajo.

Un profesional es realista cuando acopla su análisis a las circunstancias de los sitios que analiza. Es decir, los modelos de análisis nos servirán en la medida en que desciendan al terreno concreto de los sitios con los que estamos trabajando. Tener en cuenta las circunstancias del sitio que estamos analizando quiere decir que hemos de ser conscientes de los condicionantes que rodean el desarrollo de dicho espacio virtual. Así por ejemplo, en la elaboración de un sitio web influyen de manera determinante las características de los responsables que lo dirigen, como por ejemplo los empresarios que han contratado a unos profesionales para la elaboración del sitio de su empresa. Si los directivos no son conscientes de la relevancia e importancia de un análisis web altamente profesionalizado, difícilmente serán de utilidad las soluciones que nosotros planteemos para la mejora del sitio. Otro condicionante que hemos de tener en cuenta es el número y tipo de dedicación de los profesionales que desarrollan un sitio web determinado.

El tipo de análisis que hemos planteado se basa fundamentalmente en el estudio de las necesidades del usuario. No se trata de un método que analiza los sitios desde la perspectiva de los profesionales que elaboran las páginas, sino desde los que las utilizan. Puede decirse que es un análisis que se construye desde las Ciencias de la Comunicación, lo que implica que el gran peso global del trabajo recae en cómo comunica un sitio web. Ese cómo comunica se concreta en cómo satisface las necesidades de los usuarios, tal y como hemos explicado.